Corporación Privada de Desarrollo de la Región del Bío Bío

Teatro y desarrollo

Teatro y desarrollo

mar 28, 2018

Hace unas semanas asistimos a la inauguración del Teatro Regional del Bío Bío, un sueño buscado hace mucho tiempo. Basta recordar la iniciativa del Teatro Pencopolitano y por qué no la recuperación del Teatro del Liceo de Hombres de Concepción. Independiente la suma de beneficios positivos, no económicos, permítanme reflexionar sobre qué significa este paso desde la óptica del desarrollo endógeno.

En principio el tener un Teatro (al igual que un diario o una universidad) es síntoma de una sociedad regional que tiene voluntad de poder. Son éstos los nodos que permiten dialogar del futuro, que permiten juntarse, en definitiva, que permiten construir redes e innovación. Ese es el origen del poder, entendido como el instrumento para generar desarrollo.

En segundo lugar, el Teatro es parte de la oferta cultural que permite atraer y retener capital humano calificado. Hace muchos años un profesor me había comentado: “Concepción es una ciudad de mucho Toyota y poco Mercedes”; hay mucho profesional y poco empresario. Hoy la capacidad empresarial es un factor clave del desarrollo. Entonces las preguntas como: ¿dónde quiero que crezcan mis hijos? y ¿es está una ciudad atractiva para vivir?; son preguntas claves para la atracción de ese capital empresarial.

Un tercer elemento es estrictamente urbano. ¿Ustedes han visto Concepción desde el puente Llacolen? Es una ciudad desconocida, se ve luminosa, trasunta esperanza. Entonces, el Teatro como un edificio que articula con todo el conjunto del Parque Bicentenario, con Prat, adquiere una dimensión interesante. Las ciudades proyectan su desarrollo entorno a obras emblemáticas, que al principio las personas no las ven como interesantes, pero que después empiezan a ser parte del patrimonio identitario, pasan a ser parte del ser penquista.

Finalmente resulta clave que el Teatro permita integración social. Me sorprendió que los que idearon el Teatro Colón pensaran en la necesidad de que en una función se deban juntar las personas con diferentes clases sociales. No sólo para ver un espectáculo de calidad, sino también para disfrutar del espacio, de la materialidad. Inclusive el Teatro Colón es actualmente un espacio abierto a los nuevos grupos de rock, que vienen de todo Argentina para aprovechar la acústica y la plaza que significa presentarse en Buenos Aires.

Concepción tiene una marca emergente -REC: Rock en Concepción- que se debe aprovechar. Algo tiene de melancólico el Gran Concepción que la sensibilidad del arte busca interpretar el mundo.

Dr. Francisco Gatica N.
Director de Corbiobío
Académico UBB

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>