Corporación Privada de Desarrollo de la Región del Bío Bío

¿Sabía usted?

¿Sabía usted?

may 4, 2018

Sabía usted que cerca del 90% de las empresas TICs se localizan en el Gran Santiago. Sabía usted que estas empresas abastecen a casi la totalidad de los sectores económicos nacionales. Sabía usted que en las empresas TICs son claves en la denominada Cuarta Revolución Industrial, donde serán pan de cada día los Big Data, las herramientas de análisis de datos, el internet de las cosas, los sensores en todo el proceso productivo y otros tantos artilugios.

Entonces ante tanta novedad debemos preguntarnos ¿Qué estamos haciendo como Región?

No tengo una respuesta clara, pero estamos en un momento clave para aprovechar las “ventanas de innovación”. Ya lo planteó la investigadora Carlota Pérez con la idea de las Revoluciones Tecnológicas.  Cuando hay un cambio de paradigma las regiones que no están desarrolladas pueden dar saltos, aprovechando el nuevo (re) ordenamiento tecno económico.

Lamentablemente estamos perdiendo oportunidades de desarrollo, producto de nuestras eternas desconfianzas.

Lo sucedido con el Parque Científico y Tecnológico del Bío Bío, Pacyt, con el traspié de la toma de razón de Contraloría, la que está en su derecho y obligación, enciende una luz de alerta sobre la capacidad para aprovechar las oportunidades. Claro que el proyecto puede y debe ser perfectible, para eso está el Directorio que debe velar que la inversión pública tenga el efecto esperado que es la captura y creación de empresas de base tecnológica, donde participen todas las universidades y actores regionales, sin exclusión. Nos movemos en espacio de definiciones estratégicas, que implican el uso del poder para construir futuros.

La implementación de nuevas tecnologías es un problema político. Sin ir más lejos: los taxis y los aviones no tripulados, el uso de algoritmos para manejar la opinión de cada ciudadano, la difusa definición entre el ámbito de lo público y lo privado, el fenómeno de la post-verdad que justamente se fragua en el uso malicioso de las redes sociales, la sustitución de empleos por tecnologías, las películas que no se distribuyen por cines, los nuevos modelos de negocios, por mencionar algunos ejemplos.

Entonces todos corren.

Lamentablemente nuestra sinergia está siendo insuficiente. Todavía no se sientan a pensar como clúster nuestras universidades regionales, todavía están presentes esas desconfianzas público y privada, pese a que estamos envejeciendo a la misma velocidad y hemos compartido más de una vez. La respuesta a este cambio técnico viene la articulación social. Debemos pensar el futuro, porque es allí donde todos queremos estar.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>