Corporación Privada de Desarrollo de la Región del Bío Bío

Asmar: El no porque no

Asmar: El no porque no

may 30, 2018

Es interesante la polémica generada al nivel de políticos locales por la negativa de la Armada en impulsar el proyecto de Tercer Dique. La explicación dada es de mercado y, por tanto, de corto plazo.

Para todos los que han leído de la historia del Silicom Valley (Manuel Castells y otros) resulta interesante el rol que cumplen las compras en el ámbito de la defensa en el desarrollo de nueva industria tecnológica. Es parte del “mito urbano” el hecho de que el Ministerio de Defensa y la Nasa estaban dispuesta a tolerar el error, con tal de asegurar guardar un secreto. Así también iniciativas como la “Guerra de las Galaxias” (Reagan y Bush) son excusas para apoyar discrecionalmente una industria de base tecnológica.

Me pregunto ¿Cómo en la meca del neoliberalismo se producen jugadas inteligentes?

Al parecer las decisiones de políticas son de largo plazo y las de mercado son de corto plazo. Es por eso que produce irritación regional la decisión de la Armada. Es porque los actores locales están pidiendo de parte del Estado algo que es fundamental. El pensar más allá del mercado. Pensar en el conjunto de externalidades positivas, en los aprendizajes, en las ramificaciones empresariales, entre otros efectos.

Para mí fue inevitable retroceder en el tiempo y recordar la discusión de la construcción de las fragatas, donde estábamos en la disyuntiva de construir en Asmar o comprarlas. La decisión nuevamente fue de corto plazo. La decisión fue comprarlas de segunda mano en el extranjero. Entonces, surgen preguntas: qué pasa si la primera fragata se hubiera construido en un consorcio tecnológico y a medida que se construyen nuevas unidades hubiéramos avanzado en el desarrollo de tecnologías locales, generando aprendizajes, cuánto se habrían modernizado los tejidos productivos del Gran Concepción, en especial, en la industria metalmecánica y de ingeniería, estaríamos ahora vendiendo inteligencia en materia de la construcción naval, entre otras tantas preguntas.

Al parecer todavía creemos que los mercados son entidades impolutas, libres de voluntad política, libres de voluntad de desarrollo. Si en la capital del neoliberalismo utilizan de manera estratégica las compras del Estado ¿por qué en Chile queremos ser más papistas que el Papa?

Dr. Francisco Gatica N.
Director de Corbiobío
Académico UBB

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>